"HAZ DE TU EXISTENCIA UNA OBRA DE ARTE"

Querer es poder: la fuerza de voluntad


Preparar unas oposiciones, entrenar para una prueba deportiva, dejar de fumar... nuestra fuerza de voluntad se pone a prueba prácticamente a diario.
La podemos definir como la capacidad de resistir las gratificaciones a corto plazo para cumplir metas a largo plazo y generalmente se relaciona con la obtención de resultados positivos.

A veces, ante algún reto más o menos complicado hemos escuchado a alguien decir "que no tiene fuerza de voluntad".
¿Qué características poseen quienes tienen una fuerza de voluntad resistente a la gratificación inmediata?

- La tarea que llevan a cabo supone una elección propia, no impuesta desde el exterior. Las personas que se ven obligadas a esforzarse y lograr objetivos para satisfacer a otros, se agotan más y más a menudo que quienes actúan por motivos propios. (p.ejem: estudiar la carrera que eligen tus padres, dejar de fumar o adelgazar por tu pareja...)
Toman decisiones
- Se proponen metas realistas y bien planificadas.
- Gestionan su tiempo de forma adecuada.
- Autocontrol. Son personas que no suelen actuar por impulsos ni "en caliente".
- Poseen una elevada autoestima.
- Tienen buenas habilidades de relación interpersonal.
- En general, son personas con una mayor seguridad financiera ya que administran de forma racional sus ingresos, equilibrando sus gastos y evitando las compras innecesarias.
- Tienen menor riesgo de abuso de sustancias, ya que no necesitan recompensas a corto plazo ni se dejan llevar por opiniones ajenas.

Pero también se ha descubierto que la fuerza de voluntad también se agota por el uso excesivo, aunque no se trata de un agotamiento físico si no más bien mental. Es decir, cuando una persona se ha controlado frente a las tentaciones en una o varias ocasiones, la siguiente vez que se le presente será más fácil sucumbir a ella por agotamiento (p.ejem: si tus amigos te llaman tres veces para que los acompañes a una fiesta en lugar de estudiar para un examen y les has dicho que no, si tu hermano te pide que lo acompañes a jugar un partido de fútbol es más probable que en esta ocasión aceptes).
En un estudio de la Universidad de Toronto se encontró que las personas que habían agotado la fuerza de voluntad por tareas previas de autocontrol, presentaban una menor actividad en una zona del cerebro relacionada con el conocimiento. Utilizar la fuerza de voluntad hace que el cerebro funcione de forma diferente y una de las consecuencias inmediatas que se producen es un mayor consumo de glucosa. En estos casos de agotamiento, reponer los niveles de glucosa con pequeñas comidas (frutas, cereales...) produce un efecto renovador del ánimo.

¿Cómo podemos mejorar nuestra fuerza de voluntad?

- Aprende a poner límites y a comunicar de forma asertiva tus necesidades y prioridades frente a las de los demás.
-Tener respuestas o acciones establecidas de antemano permiten tomar decisiones rápidas y en el momento sin que se se resienta nuestra fuerza de voluntad.(p.ejem: si decidimos salir pese a tener que
 cumplir con una obligación al día siguiente, poner una hora fija de retirada y marcharnos)
-Enfócate en una sola meta en cada ocasión. Cuando te dispersas en varias cosas a la vez, es más probable que las dejes a medias.
- La práctica vuelve las acciones hábitos. La fuerza de voluntad es como un músculo, ejercitarlo de forma frecuente hace que aumente con el tiempo. Una vez adquiridos los hábitos se mantienen casi sin esfuerzo. Además, los resultados positivos que hemos obtenido anteriormente, funcionarán como agentes mantenedores de la nueva conducta.
- Imagínate con tus objetivos conseguidos.  La motivación hacia la meta nos hace perseverar.
- Mantén un estado de ánimo positivo y con buen humor. Eso siempre ayuda y nos pone en la dirección adecuada.

Cuando queremos conseguir algo realmente, pocas cosas nos lo impiden porque siempre buscamos la manera, el tiempo y la ocasión de hacerlo. Las excusas del "no tengo tiempo", "nadie me ayuda",
"estoy cansado",etc... se desvanecen ante el deseo de conseguir lo que nos hemos propuesto.

Mucho ánimo y ya sabes que si me necesitas estoy en liberapsi@gmail.com