"HAZ DE TU EXISTENCIA UNA OBRA DE ARTE"

Entrevista de trabajo


Tras haber dejado nuestro currículum en una o varias empresas, nos llaman para hacer una entrevista de trabajo. Es el momento en el que las dudas nos asaltan y nos preguntamos: "¿qué me preguntarán?" "¿sabré estar a la altura?"
Nuestro objetivo principal es transmitir que somos la persona idónea para el puesto.
Lo primero para conseguirlo es mostrarte lo más sereno posible. Si has presentado tu currículum y te han llamado es porque piensan que tienes algo que ofrecer a la empresa.
Si estás demasiado nervioso, no pasa nada por comunicárselo al entrevistador, quizá pueda ayudarte a que te serenes. Si intentas aparentar tranquilidad cuando estás muy nervioso lo más probable será que te equivoques, te quedes en blanco, etc. Al manifestar tu ansiedad en cierto modo te estás liberando de ella.

Comportamientos a tener en cuenta en una entrevista de trabajo

- Algo que parece obvio pero que es importantísimo es la puntualidad. Procura llegar con tiempo suficiente para estar tranquilo y bien compuesto. Si llegas tarde lo más seguro es que aparezcas sin aliento, sudoroso y más nervioso de la cuenta y puede que no causes buena impresión.
Si por el contrario llegas a tu hora y quien te hace esperar es el entrevistador procura hacer notar que tu tiempo es muy importante y lo valoras. Por ejemplo si éste se disculpa porque te han dejado esperando algunos minutos, en lugar de contestar "no pasa nada" o "no se preocupe", puedes decir simplemente que has aprovechado este tiempo para organizar tu agenda o atender una llamada pendiente.

- Saludo: no des la mano si no te la ofrecen y cuando lo hagas que sea de forma firme, presionando lo justo (ni muy débil ni demasiado fuerte) y sin balancearla. 

- Siéntate cuando te ofrezcan asiento. Si no lo hacen, pide permiso de forma educada.

- Trata siempre de usted al entrevistador por muy joven que te parezca.

- La buena presencia y la primera impresión son muy importantes, por eso cuida tu vestuario y maquillaje. No vas a una fiesta ni vas a estar por casa.

- Centra tus respuestas en el trabajo. Cuando el entrevistador te pregunta acerca de ti, no te está preguntando sobre tu vida privada, contesta refiriéndote a tu formación, estudios, carrera profesional, puestos desempeñados, aspiraciones futuras e intereses.

- No mientas. Ten en cuenta que casi todo lo que expones en tu currículum es fácil de comprobar (nivel de idiomas, nivel de informática...)

El primer paso, la impresión general (puntualidad, buena presencia, etc.), ya lo hemos superado, pero ahora viene la entrevista en sí, donde lo importante son tu formación y conocimientos. Procura ser claro, breve y resalta los datos más interesantes.

En general hay una serie de preguntas que son las más frecuentes y que pueden dividirse en
bloques:

- Formación:  ¿Qué estudios tienes? ¿Por qué los elegiste? ¿Los volverías a elegir? ¿Estarías dispuesto a completar o ampliar tu formación?...

- Experiencia profesional: experiencia previa, puestos desempeñados, causas por las que te encuentras en paro, motivos por los que solicita ese puesto y por qué ha elegido esta empresa...

- Sobre el trabajo: por qué deberían contratarte, qué aportarías a la empresa, expectativas económicas respecto al puesto, qué objetivos tienes a corto, medio y largo plazo, planes acerca de formar/ampliar la familia, si tienes vehículo propio, si te importa viajar o cambiar tu lugar de residencia...

- Características personales: cualidades tuyas que consideres positivas (empatía, adaptación al trabajo en equipo, capacidad de aprendizaje...) o defectos (aquí puedes intentar exagerar algún rasgo positivo como por ejemplo: excesiva puntualidad)

Recuerda que la comunicación no verbal (gestos, tono de voz, mirada, etc.) es tan importante como lo que expresamos verbalmente y es necesario tenerla muy en cuenta.



Entrevista online

Actualmente, gracias a la tecnología, muchas empresas optan por las entrevistas online a través de videoconferencia. Suponen un importante ahorro de tiempo y permiten entrevistar a candidatos que se encuentran en diferentes ciudades o países, además de que son tan fiables como las entrevistas convencionales.
Aunque no lo parezca, es una entrevista cara a cara, por eso es necesario cuidar los detalles igual que en una entrevista convencional.

Estas son algunas recomendaciones para llevarla a buen término:

- Haz las comprobaciones técnicas necesarias con tiempo (conexión a Internet, webcam,...).

- Revisa tu perfil. Utiliza un nombre serio y una foto adecuada para los temas profesionales, deja los nombres y las fotos divertidas para tu uso personal con familiares y amigos.

- Si haces la entrevista en tu casa, cuida los detalles del entorno al máximo. Mantenlo limpio, ordenado, bien iluminado y lo más silencioso posible. Evita las distracciones (mascotas, teléfonos, visitas inoportunas...)

- Cuida tu vestuario tal y como si estuvieras en una entrevista convencional.

- Siéntate de forma correcta y mira hacia la cámara, no a la pantalla del ordenador, así el entrevistador verá que te diriges a él al hablar.

- Recuerda que en este tipo de entrevistas también es muy importante el lenguaje no verbal.

En general, a partir de aquí, podéis seguir las recomendaciones propuestas en la entrevista convencional.

¡Ánimo y muchísima suerte!

Y recuerda que si lo necesitas estoy en liberapsi@gmail.com