"HAZ DE TU EXISTENCIA UNA OBRA DE ARTE"

Mapas de talento: enriquece desde dentro tu empresa



Desde el ámbito empresarial cada vez se apuesta más por el talento de sus trabajadores. Descubrir y utilizar las habilidades de cada persona redunda en su satisfacción personal y profesional, y a la vez, beneficia enormememte a la empresa en la que se desarrolla. Contratar y formar a un empleado nuevo cuesta más que detectar las habilidades potenciales y las fortalezas de quien ya trabaja con nosotros, por eso, los departamentos de Recursos Humanos recurren a los mapas de talento y los aplican en sus empresas. 
Se trata de una herramienta muy eficaz de gestión y planificación estratégica de las necesidades de talento de una organización, que además reduce el tiempo de toma de decisiones. Mediante los mapas de talento, las empresas localizan las aptitudes de sus trabajadores y su potencial para desarrollar labores en funciones diferentes a las que realizaban anteriormente o ubicarlos en otras áreas de la empresa. Recogen la información relativa a las habilidades, motivación, aptitud y áreas a mejorar de los trabajadores, de esta manera se pueden tomar decisiones de forma eficaz y rápida, se efectúan promociones internas así como planes formativos y de desarrollo del talento. 

A la luz de lo expuesto, podríamos decir que el mapa de talento es una herramienta de doble vertiente; por un lado se controlan los movimientos internos de la organización y por otro se conoce de primera mano y en todo momento la situación de los trabajadores de la misma. El beneficio es doble ya que el empleado continuará desarrollando su talento de forma interna, (mientras las empresas pueden detectar sus necesidades de forma que pueden ayudarlo y motivarlo a crecer y mejorar) y la empresa atrae, retiene, protege e incentiva el talento para su propio éxito

¿Qué aportan los mapas de talento?
- A nivel individual, permiten detectar habilidades potenciales del trabajador así como sus carencias y desarrollar los planes de formación necesarios en cada caso.
- A nivel organizacional, permiten estudiar los movimientos internos, de forma que se obliga a las distintas áreas que la forman a pensar estrategias y planes a largo plazo.

¿Qué beneficios tiene para las empresas?
– El empleado se siente parte de la empresa lo cual se traduce en una plantilla más estable e integrada. Los programas de coaching o desarrollo del talento son percibidos por los trabajadores como una inversión que la empresa hace en ellos con el fin de sacar su máximo potencial.
– Evitan la pérdida de motivación y el estancamiento de los empleados. Si un trabajador no encuentra su lugar en la compañía, quizá es que sus funciones no son las correctas o no ha encontrado los incentivos necesarios para estar motivado.
 Mayor rendimiento y productividad.
– Evitan desaprovechar el talento de los empleados llevando a cabo funciones en las que no pueden aportar todo su potencial ni conocimientos. 

Pasos a seguir para realizar el mapa de talento:
Definir el tipo de talento que requiere la empresa: identificar que talento es el que necesita nuestra organización. Según la cultura de empresa y los objetivos de la misma, haremos una detección de necesidades de talento para alinear a los empleados con las metas, valores, misión y visión de la empresa. 
- Descubrir el talento de los empleados: descubrir las habilidades y competencias que poseen los empleados de la organización, así como el potencial que tienen los mismos, para ello se elaborarán los planes de carrera y de desarrollo profesional necesarios para poder alcanzarlo.
Adecuación del puesto a la persona: analizar los puestos de trabajo y áreas de intervención a las personas que las desempeñen de forma más idónea. Esto implica conocer y comprender a nuestros trabajadores. 
- Elaborar planes de desarrollo del talento y supervisarlos: estos comprenden estudiar el potencial de los trabajadores, evaluar la motivación de los mismos (comprender por qué los empleados están en nuestra empresa y por qué quieren quedarse/ estudiar el absentismo y sus causas), controlar el desempeño de las tareas y proporcionar los recursos necesarios para las mismas, motivar, incentivar la participación y recompensar el esfuerzo, crear un ambiente de trabajo basado en el respeto, cultivar la ética profesional y personal. 

El factor humano es el más importante y enriquecedor de los que posee la empresa; la mejora de sus condiciones (a nivel personal, laboral, motivacional...) supone siempre crecimiento, estabilidad y una mayor rentabilidad para la empresa. 
¿Utilizas en tu organización los mapas de talento para aumentar su eficacia?
Cuéntamelo, yo te ayudo en liberapsi@gmail.com